Écha vino, montañés, que lo paga Juan de Vargas...Editor:DAVID DE ROSARIO. SANTANDER-SEVILLA

19 septiembre 2021

David de Rosario

Los ultramarinos de los chicucos

Los comercios de montañeses, en su momento, contaban en su mayoría con los ultramarinos, bares y en otros casos con estancos. La mayor ilusión de los comerciantes de aquella época era llegar a ser arrendatarios del negocio que les ocupaba todas las horas del día y de la propia noche, pero poder adquirirlo en propiedad era la meta final. Y más tarde, y con el paso de los años, quedarse con la finca en la que se encuentra el negocio en propiedad. Muchos de ellos consiguieron alcanzar su sueño y hacerse con los negocios.

EDUARDO LUMPIÉ /La voz de Cádiz

A %d blogueros les gusta esto: