Écha vino, montañés, que lo paga Juan de Vargas...Editor:DAVID DE ROSARIO. SANTANDER-SEVILLA

19 septiembre 2021

David de Rosario

“Portilla, White y Cia.”, los jándalos del hierro

image
Resultado de imagen de Portilla, White y Cía. Sevilla

La sociedad “Portilla, White y Cia.”, la formaban Isaias White, ingeniero de profesión que había llegado a Sevilla en 1855 asociándose con los hermanos Portilla, indianos que se asentaron en Sevilla con un capital procedentes de las Américas.

La familia Portilla, originaria de Santander, se había establecido en Cádiz , pasando posteriormente a Sevilla. Los hermanos José, Domingo y Manuel de la Portilla, adquieren en Alcalá de Guadaira dos molinos harineros sobre los que van a edificar la que sería la primera fábrica moderna de harina de la provincia. Por lo que respecta a las industrias metálicas, “Portilla, White y Cia.”, como les decía, era fruto de la unión de la familia Portilla, con el ingeniero White, encontrándose entre sus actividades la fabricación de calderas y motores a vapor,  para barcos, así como molinos aceiteros y demás maquinaria agrícola.
.
Pero su capacidad de fabricación fue mucho mas allá . Los cañones en el siglo XIX era exclusiva de la industria artillera estatal de la que Sevilla estaba bien servida, hasta que en agosto de 1886 se autorizo al Ministerio de marina la adquisición por concurso de 85 cañones tipo Gonzalez Hontoria y 97 montajes para los mismos. Se presentaron varios proyectos y la empresa adjudicataria fue la sevillana Portilla Withe y Compañia .

residiendo en la capital gaditana, los hermanos José, Domingo y Manuel de la Portilla, adquieren en Alcalá de Guadaira dos molinos harineros sobre los que van a edificar la que sería la primera fábrica moderna de harina de la provincia de Sevilla
Por lo que respecta a las industrias metálicas, destaca la presencia de la familia Portilla en la constitución de la sociedad “Portilla, White y Cia.”, que entre sus actividades contaba la fabricación de calderas y motores a vapor, así como molinos aceiteros y aperos agrícola, sin duda una de las realizaciones más destacada en el terreno industrial sevillano.

La fundición sevillana ubicada en la calle Arjona es la punta de lanza de la industria de la provincia de Sevilla. A esto hay que sumar la continua construcción y arreglo de las calderas de vapor de los buques que atracaban en los puertos de Cádiz, Huelva y Sevilla.

Entre sus muchas obras destacael Mercado del Barranco de Sevilla.El edificio del Mercado del Barranco fue creado como lonja de pescado, constituye junto al puente de Triana y la antigua estación de Plaza de Armas, entre otros pocos, uno de los escasos ejemplos de la arquitectura de hierro de Sevilla, un estilo que nació a mediados del siglo XIX y que se basa en una combinación de hierro y cristal.

Es en 1861 cuando el Ayuntamiento de Sevilla toma la decisión de construir un lugar moderno para la recepción y venta de pescado, siendo en 1876 cuando se encarga el proyecto a la empresa “Portilla, White y Cia.”. La obra se acabó definitivamente en 1883 bajo la dirección del arquitecto municipal José Sáenz López. Desde entonces, hasta 1970, fue utilizado como lonja y mercado mayorista de pescado. Con posterioridad ha sufrido etapas de abandono, intercaladas con las finalidades tan variopintas y multicolor, como inútiles .-

Se trata de una construcción de base rectangular, de innegable protagonismo del hierro y vidrio, que forma un conjunto de cuatro naves cubiertas con bóveda de cañón a base de placas de hierro galvanizado con grandes cristaleras, todo ello soportado por estructura y columnas de fundición con un pórtico que rodea la parte delantera y trasera del edificio y con un interior diáfano.

Fuente: ABC / carlosherrera.com

A %d blogueros les gusta esto: