Écha vino, montañés, que lo paga Juan de Vargas...Editor:DAVID DE ROSARIO. SANTANDER-SEVILLA

19 septiembre 2021

David de Rosario

Pedro Hidalgo, el jándalo hijo predilecto de Cádiz por el que la ciudad guardó luto

El Ayuntamiento de Cádiz decreta un día de luto oficial por el que fuera hijo predilecto de Cádiz

Foto:Diario de Cádiz

 

Fallece Pedro Hidalgo, propietario de Casa Hidalgo, la popular tienda de empanadas de la Catedral

El Excmo. Ayuntamiento de Cádiz glosó así su figura:

Pedro Hidalgo Navarro nació en nuestra ciudad en 1930. Su padre, José Hidalgo Pérez, nació en Cantabria y como muchos de sus paisanos emigró a Cádiz para alcanzar un nivel de vida digno. Imbuido del aliento emprendedor de los montañeses, pronto se instaló en el número 8 de la plaza de la Catedral como chicuco en un almacén donde vivía, trabajaba y dormía. Con el paso del tiempo y fruto de sus habilidades profesionales se responsabilizó del negocio, poniéndose al frente del mismo. Le cambió el nombre, pasó a llamarse “Ángeles” y diversificó su catálogo de productos: una parte de ultramarinos y otra para estanco. Para el buen desarrollo de la actividad contó con la ayuda e implicación total de su familia, su esposa y sus hijos, entre ellos Pedro el más pequeño.
A mediados de los años 40, Pedro comenzó a trabajar, responsabilizándose de la gestión del ultramarino. Su situación no fue ajena a la grave crisis de posguerra que por aquella época asolaba la ciudad, y finalmente, se vio avocado a cerrar el establecimiento.

Pero fiel a su espíritu emprendedor, con la aportación inestimable de su esposa Maruja, pronto abrió el horno y pastelería por la que está presente en nuestra memoria colectiva. Ambos tuvieron que ponerse a aprender la “ciencia pastelera”, para afrontar la inversión realizada, con horarios y jornadas de trabajo eternas. Junto a los pasteles, y fruto de tal dedicación a los fogones y al público, Pedro introdujo un producto que acabaría convirtiéndose en el emblema de la Casa: la empanada gallega. La fórmula, tan secreta como la de la Coca Cola, procede de Noya, lugar de origen gallego de su mujer.
Pedro Hidalgo ha mantenido dos principios rectores que centran la idiosincrasia de su negocio: calidad en los productos y calidad en el servicio. Y es que, junto a los turistas y al comprador ocasional, Casa Hidalgo mantiene desde hace medio siglo una clientela fiel que se ha convertido en el principal anunciante de las excelencias del producto allí vendido.
A su innegable aptitud profesional se le suma el principal valor de Pedro: el excelente trato que dispensa a su clientela, incluida la extranjera. Podemos asegurar que el visitante encuentra en su establecimiento la simpatía y cordialidad que son divisa de nuestra ciudad con quienes nos visitan.
El pasado 2013 Pedro se jubiló al cumplir los ochenta años y pasó el testigo a su hijos y nietos que se encargan de continuar con la tradición y el ejemplo del padre y abuelo.
Por todo ello, la Comisión Especial de Honores y Distinciones del Excmo. Ayuntamiento de Cádiz, por los méritos expuestos, acuerda proponer al Excmo. Ayuntamiento Pleno la concesión de Hijo Predilecto a D. Pedro Hidalgo Navarro.

A %d blogueros les gusta esto: